16 jul. 2008

Oporto

Hace unos días tuve la oportunidad de visitar Oporto.

E. tenía que llevar a sus dos hermanos al aeropuerto de Oporto, y dado que F. le iba a acompañar, me preguntaron si me apetecía unirme y así pasar el día conociendo la ciudad.
Iba a tener que madrugar como nunca, pero merecía la pena.
El caso es que el viaje no empezó demasiado bien. Yo tenía que coger un tren a Vigo la tarde antes, y gracias a que mi móvil estaba 5 minutos atrasado, no perdí el tren por los pelos. Fui la última en subir justo antes de que se cerrasen las puertas, y tardé cosa de 10 minutos en recuperar la respiración. Para colmo, seguro que el nombre de Adrián os suena…
Al día siguiente, el despertador sonó a las 4:35, y os aseguro que no tenía ni idea de donde estaba, ni por qué el infernal instrumento estaba haciendo tanto ruido.

Fuimos a buscar a E. & familia y emprendimos un divertido trayecto hasta Oporto, sazonado por las indicaciones del GPS, y montones de comentarios tronchantes.

El aeropuerto Dr. Francisco Sá Carneiro es un edificio que impresiona, tanto por su tamaño como por su arquitectura, claro que yo para eso no soy objetiva, y me pasé bastante rato embelesada con la solución estructural.


Una vez embarcados los hermanos de E. nosotros continuamos nuestro viaje hasta el centro de Oporto, allí pasamos por al lado de la Casa da Música, aunque no nos paramos, así que una razón para volver.
Cualquiera que haya ido a Oporto, tiene, por fuerza, que haberse sentido impresionado por la belleza de esta ciudad. No me sorprende en lo más mínimo que su Centro histórico haya sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, solo hace falta pasear por sus calles dejando que la historia te empape para comprender el por qué de la decisión.


Cada fachada que ves, cada calle, tiene algo que hace que merezca la pena pasar por allí y dejarte seducir por el colorido que derrochan.


Paseando, también, no puedes dejar de observar que en conjunto, necesita una fuerte labor de rehabilitación, y ante algunos ejemplos de abandono, acabas por preguntarte cómo es posible que un edificio tan bonito pueda estar desaprovechado.


El hecho de que la ciudad se asiente en uno de los márgenes del Duero, hace que la ciudad vaya trepando por la ladera, así que preparaos para pasaros el día subiendo y bajando calles empinadas.


Casi por casualidad encontramos una oficina de turismo, donde nos indicaron muy amablemente unos cuantos sitios que sin duda no podíamos perdernos, como algunos ya los habíamos visto, continuamos nuestro agradable paseo haciéndolo coincidir con los lugares restantes.

Así pasamos por el Mercado do Bolhao, un caso gravísimo de dejadez y abandono, donde los comerciantes se resisten a dejar que el edificio se venga abajo, aunque por lo visto, su denuncia no está siendo atendida.


Como contrapunto, la estación de tren de S. Bento, con su recibidor forrado por 20.000 típicos azulejos pintados portugueses, obra de Jorge Colaço, formando unos murales que narran la historia de Portugal.


Lo curioso de esta estación es que nada más arrancar, el tren desaparece durante casi un kilómetro en un túnel para reaparecer discontinuamente paralelo al río, aunque a más altura. Desde aquí se conecta Oporto con otras poblaciones portuguesas, así como con Vigo o Madrid. Eso sí, si queréis ir al baño, ir preparando 50 céntimos, que ya le tienen que sacar beneficio puesto que tienen a una empleada sentada controlando que a nadie se le pase meter la monedita.


Nuestro paseo nos llevó, pasando por un mercado relativamente reciente, al Terreiro da Sé, donde se sitúa el Palacio Episcopal, la Catedral, un Museo de Arte Sacro… por lo que he descubierto investigando, la visita a la Catedral puede resultar bastante interesante, así que si vais con más de un día, quizá no sea mala idea visitarla.


Lo que sí vais a encontrar, sí o sí, dado que se encuentra a bastante altura sobre la ciudad, es una buena panorámica sobre el mosaico de tejados del casco histórico, así como una preciosa vista sobre el río y sobre Vilanova da Gaia, en la otra orilla.



Desde allí, optamos por aventurarnos bajando el laberinto de escaleras que surcan esa zona de la ciudad bajando hacia la ribera, donde tras cada esquina nos encontrábamos con un rincón agradable y colorido que disfrutar.




Aparecimos en la zona de restaurantes que hay en la ribera, pero como aún no era hora de comer, y no estábamos cansados, decidimos cruzar el río por el impresionante Puente de Dom Luís I, que se empezó a construir en 1881, el primero con estructura de metal sobre el río.


Desde el otro lado, en Vilanova da Gaia, se tiene una vista estupenda sobre Oporto, y sobre el río y sus Cais, donde están fondeados los barcos Rabelos, con los que se transportaba el vino Oporto. Por cierto, en este lado del río es donde están las bodegas del famoso vino, y os invito a comprobar que casi todos los nombres son ingleses. Los viñedos, por lo visto se sitúan en los cañones del Douro, de la misma forma que los Ribeira Sacra se cultiva en los cañones del Sil.


Otra vez en el lado portuense nos dedicamos a descansar un rato en los bancos y luego a decidir a cual de los numerosos restaurantes iríamos a comer.


Si os gusta el bacalao, irse de aquí sin comerlo es casi delito, aunque si como a mí, no os gusta, hay muchas cosas más que seguro os dejarán satisfechos, y siempre con el acompañamiento de grandes cantidades de arroz, patatas…

Ya os digo, a mí me encantó esta ciudad, y tengo unas ganas tremendas de volver y disfrutarla con calma y a pequeños sorbos, como se debe hacer con los vinos.

18 comentarios:

Luna dijo...

Wow!!..te diste madrugón pero veo que valió la pena.
Además de geniales las fotos,genial el relato...
Yo estuve de canijilla, recuerdo vagamente una bodega de vino , así que pienso volver, quizá en breve por el método de "llevar a ..al aeropuerto" ^^
Asique lo mismo te pido recomendación, y ruta turística..
Beijinhos =)

lidiaelora dijo...

Jo qué bonito!
Portugal tiene lugares preciosos!

En Oporto no he estado, pero es muy bonito por los fotos que has puesto!

Vosotros es que lo tenéis cerquita.

Yo he estado dos veces en Lisboa y alrededores, y siempre vengo encantá!

Un besito artista!

lacaja31 dijo...

[...]disfrutarla con calma y a pequeños sorbos, como se debe hacer con los vinos. -¡¡¡y pillarnos un pedal enorme a vinorros hasta cantar el Asturias Patria Querida!!!

-hoy en Planeta Finito contamos con la famosa arquitecta, fotógrafa, escritora de relatos cortos, diseñadora gráfica etcy buena tipa en general: Carabirú que nos va a recomendar Oporto

Tale dijo...

Fotos muy chulas. Pero no me sorprenden nada en tu caso.

Yo estuve una vez en Oporto de pasada, suelo para bastante en Lisboa y cuando me dices que Oporto necesita una cierta labor de rehabilitación, pues... es que me parece que eso es para Portugal entero en su conjunto. Que pide un rebozo a gritos de pe a pa.

Pero es que es un país magnífico.

BIRA dijo...

Carabiru, el madrugón mereció la pena. Qué preciosa la ciudad y qué buenísimas las fotos. Mira, sin haber madrugado tanto (aunque he madrugado, claro) me he dado un paseo por Oporto y no he terminado cansada. Al contrario, podría seguir horas leyendo.

Me han encantado el paseo, y lo bien que lo has contado y las fotos, y la ciudad y todo!

De lo de los wcs con precio igual hasta me animo y hago un post!

Besotes guapísima!

JT dijo...

Ameno y preciosamente ilustrado relato, yo creo que cada reportaje lo haces mejor que el anterior...

Da gusto seguirte a donde sea ;)

Tamaruca dijo...

Ostras, qué preciosidad de imágenes. Jorge y yo iremos de ruta por Portugal dentro de unos meses, no veo el momento ya. Además, el albañil que nos ha reformado el piso es de Oporto y no para de hablarnos de su ciudad, aish...

Besazos guapísima. Qué currada te has pegado con el "Detallescad" por cierto. Te he robado algunos links muy interesantes :P

Ruth dijo...

Qué envidia, chica. Desde Elche cosas así de exóticas quedan demasiado lejos.

Victoria dijo...

Chica ¿tú has pensado seriamente en dedicarte a la fotografía de forma profesional? Porque deberías considerarlo ¿eh?

Están chulísimas. Entre la fotógrafa y el paisaje, ha quedado una entrada de lujo.

Y ya que estás ahí al ladito, no desaproveches oportunidad (eeeeh ¿lo pillas? ¿lo pillas? ;P) de visitarla.

Besazos.

P.D.: Me encanta el detalle "arquitecta profesional opina" ;D

Dude dijo...

Que envidia mas sana me das. No conozco Oporto, pero despues de leer tu post me lo tengo que apuntar, que maravilla, ya lo creo.

No se si has visitado el norte de Europa ( Alemania y paises bajos). Si no lo has hecho te encantaria fliparias con las catedrales y los edificios publicos.

Salu2

Carabiru dijo...

Luna, pues ya sabes! jejejjee pídele al susodicho que te invite, y asunto concluído, jejejjee.

Lidiaelora, Lisboa!! joooo! esa la tengo pendiente aún, pero ya caerá, ya!!

Lacaja31, adulador!!! jajajajaa que no molaría ni ná, que me pagaran por visitar ciudades y contarlo!!!

Tale, tienes razón, todo el país... aunque en los sitios donde yo había estado antes no se notaba tanto...

Bira, eso! anímate! y que me encanta que hayas disfrutado del post, :D no tiene el mismo glamour que tu París, peeeeeero, es lo que hay de momento.

JT, jejeje, muchas gracias!

Tamaruca, jejeje, vaya, me alegra haberte servido de ayuda! y pásalo genial en ese viaje! el país lo merece!!

Ruth, jejejeje para mí, tu tierra sí que es exótica, jajajaja.

Victoria, jajajajaja has estado fina ahí, eh? jajajajjaja, hummm tengo ganas de hacer un curso de fotografía, síp... pero bueno, todo se andará.

Dude, esa es otra de mis aventuras pendientes!! ais, me queda tanto por ver!!!


Salu2 y gracias a todos!!

Fet dijo...

Hace un taco de años me perdí en Oporto. Llegué a la conclusión de que ninguno de sus habitantes salía nunca de allí porque ninguno fue capaz de indicarme el camino a la autoestrada. Al final lo encontré.

Mescalino dijo...

Grandes fotos! Dan unas ganas enormes de irse a conocer Oporto, yo aún no he estado nunca, pero a ver si pronto tengo oportunidad de acercarme.

Besos!!

Anónimo dijo...

K precioso tia!!!
a ver si de una puñetera vez consigo llegar hasta ahi!!!!
xDDDDDDD

bkñooooooooo!!

El Responsable dijo...

Pues del sur de Pontevedra si se va a Oporto es para visitar el Ikea o el Factory, que no quedan lejos. Lo de visitar la ciudad creo que lo hacen muy pocos.

Bikos

Thiago dijo...

Ah, que bonito reportaje... Ya casi no me acordaba de Porto, recuerdo, sí, el puente y el pedo que nos cogimos en las bodegas, claro, una visita obligada, pero ya casi no recordaba lo bonito que es.... A ver si vuelvo este verano, jaja que me has abierto las ganas.

Bezos.

Nanny Ogg dijo...

Hala, ya me he quedado con las ganas de ver Oporto. Otra ciudad para mi lista de "ciudades que quiero ver por favor, por favor, por favor" :D

Besos

Adrian dijo...

Que maravilla de fotos. Me ha recordado a cuando estuve en Lisboa y Sintra, pero tengo la espinita de que todavía no he visitado Oporto. Tomo buena nota de tu excelente blog. Un saludo