26 ago. 2007

Juguete nuevo

Tengo que estudiar, estoy vaga y falta de inspiración para escribir, y además tengo juguete nuevo.
¿Se me perdona no publicar?

21 ago. 2007

Londres Febrero 2007 Parte 5

Día 2 en Londres. Vagabundeo.

A ver si consigo condensar cada día restante en una sola entrada para acabar en pocos capítulos, que esto ya es la repanocha...

La noche pasó bastante rápida, aunque me desperté varias veces, porque el albergue es de los que montan fiestas cada noche, y aunque sean en la planta baja, la gente borracha hace ruido por los pasillos (y recordemos que era la noche de San Valentín, jejeje).

Me desperté bastante temprano, y mentiría si dijese que desde mi litera (la de arriba, jejeje) no me deleité un par de minutos contemplando al italiano, en la litera de enfrente abajo, aisss era guapo hasta dormido, jijiji.

Despertarse, ducharse, desayunar bien y en maaaaaarcha.

La noche anterior mi prima y su marido nos informaron de que había llovido hasta un par de horas antes de nuestra llegada, y la verdad es que tuvimos una suerte del quince, porque no nos llovió hasta que nos fuimos.

E. solo había pedido una cosa, del resto se dejaría llevar adonde quisiéramos, y esa petición era ir a Hyde Park, donde hicieron un mítico concierto sus adorados Red Hot Chilli Pepers.
Así que decidimos empezar por allí nuestra ruta.

Un metro hasta Nothing Hill Gate, y un corto paseo hasta Kensington Gardens, donde está el palacio homónimo, y donde tratamos sin éxito de encontrar la estatua de Peter Pan (dichosa escultura, te encontraré la próxima vez que vaya).
A pesar de que preguntamos a un montón de gente, ninguno nos envió en la misma dirección, y por supuesto ninguno acertó, aunque finalmente la localizamos en el plano del parque pasamos de ir hasta allí.

Lo que sí vimos son ardillas que se acercan a comer de tu mano, son tan bonitas, y tan rápidas...


Salimos del parque, rodeamos el Royal Albert Hall, donde actúa todo aquel que es alguien. Vimos el Royal College of Art con tremendo aparcamiento de bicis.


Nos fijamos al ir de la Prince Consort Road a la Queen's Gate que en Londres, todo son Queens, Royals, Kings, Prince y tal.


Por cierto, me encantaron las calles londinenses, anchas, con edificios de pocas alturas, muchas con arboles.

Pasamos por el Museo de Historia Natural, donde vi la cola más larga de personas que jamás me encontré, todo niños con padres, doblaba dos veces por la acera, y ya se estaba empezando a formar la tercera vuelta.


Ah! y además se celebraba la London Fashion Week, con lo que había dos carpas en los jardines del museo llenas de fotógrafos, modelos, diseñadores...

En vista de ello, decidimos no entrar, y por lo tanto me quedé sin ver el gigantesco diplodocus que tienen... pero volveré!!!!!
También pasamos sin entrar por delante del Victoria & Albert Museum, callejeamos un rato, nos encontramos delante de Harrod's, por cierto que hay un Zara justo al lado, eso es categoría Amancio!! decidimos entrar y cotillear la tan famosa decoración, salimos y seguimos callejeando.


Buscamos y buscamos donde comprar pan para hacer unos bocatas y agua, y al final fuimos a comer a Hyde Park, en un banco, en plan turista pobre total, jejeje, pero estuvo genial, ves pasar a gente de todo tipo si te sientas un rato.

Fuimos a los aseos públicos a lavarnos las manos, y descubrimos que los grifos tienen agua caliente, lo cual está bastante bien en invierno.

Paseamos un rato por Hyde Park mientras E. nos contaba cosas del susodicho concierto.

Fuimos hasta Buckingham Palace pero no recuerdo si el estandarte real estaba izado. Allí E. cogió el teléfono y muy serio dijo "Sí, ya estamos aquí delante de tu casa, anda, manda a alguien que nos abra" o algo así dejando perpleja por unos instantes a una chica que estaba a nuestro lado.


Después de ver un rato a los guardias nos fuimos paseando pegados a St James Park hasta llegar a Westminster.
No pudimos entrar en la abadía porque llegamos cinco minutos antes de que cerrasen y además a la puerta de salida, con lo que otra razón más para volver.


Por cierto que me encantan los taxis londinenses, aunque evidentemente no cogimos ninguno.

Seguimos callejeando en busca de algunos edificios que como buenas frikiarquitectas, F. y yo habíamos marcado en el mapa.

Y en eso estábamos cuando nos pasó una de las cosas más surrealistas del viaje.
Nos paramos un poco para reorientarnos en la calle, y mientras F. ojeaba el plano yo echaba un vistazo a los edificios, mientras E. hacía lo propio. Yo vi de reojo a una señora sacando dinero de un cajero y mirándonos de reojo también, a nosotros, a un tío trajeado pero sin la chaqueta en la puerta de un comercio fumando.

En esto escucho a E. "Excuse me", "Excuse me", cada vez más alto mirando hacia la señora que se alejaba, "The money", "The money", "You forgot the money".
Entonces miro hacia el cajero, y allí, en la rendija de los billetes, un fajito multicolor, y al señor que fumaba mirándolo de reojo.
La señora al principio pasa de E. pero al final, al verme a mí señalando el cajero, se da la vuelta.
"Thank you", "Thank you", y se va con el dinero toda aliviada mientras el señor del cigarro nos mira con cara de pocos amigos.
En serio, se dejaba allí más de doscientas libras, y el cangrejo aquel no decía ni mú.

En nuestro caminar llegamos otra vez al río, al jardín que hay detrás de las Houses of Parliament, donde descansamos un rato, para luego volver hacia el Big Ben, que es impresionante, por cierto.



Aquí ya decidimos que tanto caminar se iba a acabar y pillamos un metro hasta el Barrio Chino (más que nada para ver la decoración ya que a los tres días era la celebración del Año Nuevo Chino9 para tomar unas birras en un pub, todos llenísimos claro, porque era la hora de salida del trabajo.


Por fin encontramos uno, planeamos un poco el día siguiente, y nos volvimos en metro hasta King's Cross Station donde nos acordamos de Harry Potter y buscamos el Andén 9 y 3/4, que por cierto no se parece al de la peli, pero bueno.

Y nos volvimos al albergue, donde después de cenar algo tomamos unas medias pintas más con Estefano, ya que era la noche del karaoke.

Y fin del día de callejeo, el siguiente, día museístico.

Torbellino

Pues eso, que algo me ha apartado un poco de estos lares, o al menos me ha impedido escribir cosillas nuevas.

¿Y qué ha sido?

Pues la celebración del 25º aniversario de bodas de mis padres, que aunque fue en abril, por lo visto no podía quedar sin celebrar...

Bodas de plata... bodorrio... invitaciones... compras... tacones... peluquería... flores... restaurante... regalos... limusina... invitados... nervios... cura... iglesia... padrinos... anillos... arroz... marisco... champán... fiesta...

Eso, que mis padres querían una celebración en plan boda, ¿y a quien le tocó hacer de "madrina"?

Aisss, menos mal que ya ha pasado, porque a mí estas cosas no me gustan.
Tanta parafernalia... tanto dolor de cabeza... y por encima... me tocó diseñar las invitaciones...

Y la cosa es que tuvieron suerte, lo planearon todo con una semana de plazo y les fue todo de maravilla.

Por cierto, unos amigos les regalaron el trayecto en limusina, blanca, enorme, nada discreta, me gustaría oír lo que dirán los vecinos...

18 ago. 2007

Mi primer recuerdo:

Seguro que alguna vez os habéis parado a pensar en qué es la primera cosa que recordáis haber vivido, ¿verdad?

Yo creo que mi primer recuerdo consciente es de cuando tenía unos tres años, creo que era verano, y me recuerdo en el balcón donde desembarcan las escaleras de mi casa.

Recuerdo que poco más alta era que la barandilla.

Estaba mirando como mis gatos jugaban entre la hierba abajo.

Y recuerdo a mi madre trayéndome el bocadillo.

Bueno, si os pasáis, y os apetece compartir vuestro primer recuerdo, ya sabéis, hay espacio de sobra.

Recuperado de Spaces donde lo publiqué allá por el 24 de Abril del 2006, cuando todavía no llevaba más que tres mesecillos en esto de bloguear.

Cuando se acabe el torbellino en el que estoy envuelta os cuento por qué he tenido que reciclar entradas en vez de escribir cosillas nuevas.

14 ago. 2007

Nomadic Museum

Entrada rescatada de Spaces, donde la publiqué el 11 de Enero de 2007

Hablando de Arquitectura con un buen amigo, he redescubierto un proyecto que ya hace unos meses me fascinó, y es el Nomadic Museum, obra de Shigeru Ban, un arquitecto japonés, que tiene otros proyectos para mí muy interesantes donde experimenta con tubos de papel (digamos carretes de bobinas de tela, o similares) y otros materiales reciclados para construir de forma rápida y económica viviendas en caso de desastres tipo terremotos (que en Japón son muy frecuentes).



Además de otras estructuras más complejas:



En el link de la foto un poco de como proyecta y la forma de hacer las maquetas, aunque está en francés .

El Nomadic Museum es una estructura temporal (si aunque no lo parezca) diseñada por el popular arquitecto Shigeru Ban para albergar Ashes and Snow de Gregory Colbert. Se ha construido con 152 contenedores de carga de acero (vamos de los que se transportan en barcos enormes para llevar desde patitos de goma hasta toneladas de vaqueros), apilados a una altura de unos 10 metros y combinados con materiales reciclables y reutilizables para formar los elementos de la estructura (y también de la fachada formando un mosaico de colores impresionante). El diseño del edificio evoca el viaje de la exposición, dado que se traslada a distintos puertos del mundo (supongo que también en barco, porque si no, a ver como transportas 152 contenedores).



Ahhhh, y por lo que he entendido, en cada enclave donde se monta, el museo puede variar su forma, con lo que además de ser nómada en cada ciudad será más o menos grande y tendrá una forma u otra.



Entras a través de una pasarela a ras de suelo de madera, con franjas a los lados llenas de piedrecillas, sobre las que se cuelgan las obras expuestas, mediante cables finos y bielas, entre las columnas (que por cierto son de cartón) que sostienen cerchas.
Dividir con estos dos pavimentos hace que se cree una linea divisoria no solo física, sino visual entre el espacio público, el pasillo, y el espacio místico, donde "flotan" las imágenes sin enmarcar. Por encima, a 12 metros del suelo, una cortina hecha a mano con un millón de bolsas de té prensadas de Sri Lanka, ¿no suena espectacular?



El Nomadic Museum se construyó por primera vez en Nueva York, antes de trasladarse a Santa Mónica. Se desmonta y se vuelve a construir a lo largo del periplo de Ashes and Snow por otros lugares de Estados Unidos, Sudamérica, Asia y Europa.


Estoy deseando que decidan hacer una visitilla por España y tener dinerito en el bote para poder ir a verlo. Aunque por lo que he podido investigar, no creo que entre dentro de lo probable.

En cuanto a las obras expuestas:



La exposición incluye más de 100 obras de arte fotográficas a gran escala, una película de una hora y dos películas haiku de nueve minutos. Ninguna de las imágenes se ha manipulado de forma digital para aparecer en collage o superpuestas. Registran lo que el artista vio a través del objetivo de su cámara. Mientras que Colbert utiliza cámaras con película y fotogramas, las imágenes no son fotogramas de la película. Los trabajos fotográficos de soporte mezclado combinan los tonos ámbar y sepia en un proceso encaústico sobre papel japonés hecho a mano. Las obras de arte, de aproximadamente un metro y medio por dos y medio, se montan sin ningún texto explicativo, fomentando una interacción abierta con las imágenes.



Es decir, caminando por un pasillo de madera, con una estructura hecha de papel, paredes de containers reciclados, e imágenes espectaculares rodeándote... solo de pensarlo... se me hace la boca agua.

Ah! y en un capítulo de "Law & Order" de la NBC se pasan por el museo, jejeje.

Información:

http://www.nyc-architecture.com/CHE/CHE-037.htm
http://www.arcspace.com/exhibitions/colbert/nomadic.html
http://www.ashesandsnow.org/es/index.php

11 ago. 2007

Carabiru's Comedy Awards

En medio de la reciente ola de premios y recontrapremios que está asolando esta parte de la blogosfera, bueno, aquella otra tampoco es que vaya falta de galardones, ais, que me voy por las ramas, resulta que cual lluvia de ranas después de un huracán, me ha caído un premio.

Sí, sí, como lo oís, he recibido una auténtica Carlota!!! y al estilo de los prestigiosos Nobel, lo comparto con dos de las chicas con más estilo y glamur de la blogosfera, Tamaruca y Miss Sinner, de las que además coincide que soy lectora fiel casi desde que empecé en este mundillo allá por el paleolítico anterior cuando las tres todavía peleábamos con los Spaces.

Por aquí le han ido cambiando los nombres adaptándolo al estilo de cada blog, lo que me parece una gran idea que voy a adoptar, pero la cosa viene del prestigioso premio thinking blogger award:


Las normas son sencillas:
1) Si eres el/la afortunado/a, deberás escribir un post donde indiques cinco blogs que te hacen reaccionar o a quienes sigues por múltiples razones. Ellos, a su vez, seguirán la cadena y formarán una unión virtual digna de admiración.

2) Haz un enlace a este post para que aparezca quien te otorgó a ti el premio y en qué entrada.

3) Disfruta de tu premio. De verdad, es un auténtico orgullo que alguien reconozca, con un simple signo, tu pequeña aportación en este mundo tan inmenso.
Evidentemente, y sin perjuicio de estas normas, el que yo me haya tomado la libertad de premiar a los que siguen no implica que éstos deban sentirse obligados a continuar con la cadena, por lo tanto, ya sabéis.

Ahora el problema es repartir los premios, porque el que no tenga uno, que levante la mano...
¿Tú no? A ver, acércate, apúntame aquí la dirección de tu blog... ajá, vale, se verá lo que se puede hacer... ¿un jamoncillo pata negra no tendrás por ahí, verdad?... ¿no?...

Venga, al lío:
Corto la banda inaugural de esta primera edición de los:

Carabiru's Comedy Awards

Y bien, el primer Carabiru, recién sacado del taller es para:
- Daniel y su Templo del Morbo, por haber creado el Chatcotorreo, el lugar donde este verano me he echado las risas más grandes desde hace tiempo. Porque gracias a esa iniciativa, he conocido un poquito más a alguna gente, sin contar a las nuevas adquisiciones.


El segundo Carabiru, aunque no por ello menos importante es paaaaaaara:
- La Caja 31, porque hace falta arte (o diseño industrial) para decorar tu blog con dibujetes del paint, y conseguir que el resultado sea si no atractivo, tremendamente original y divertido, y si algo aprecio, son estas dos cualidades.


Bien, llegamos al ecuador de la gala ¿qué tal? ¿os estáis divirtiendo o llamo a Billy Crystal??


Y después de largas deliberaciones, el tercer Carabiru de la noche es para:
- El Responsable, por sus ácidas sagas llenas de ingenio, mala leche y un arte que solo pueden nacer de las Tierras Gallegas, porque me parto leyéndole y pensando de dónde sacará esas ideas.


Venga, Biru, que quedan dos, con un par...


El cuarto Carabiru el jurado se lo otorga a:
- XerophussS©, que con sus alfiles krausistas y sus entradas rocambolescas y delirantes, me ha procurado muy buenos momentos, por eso y porque come churros para que no decaiga la industria churrera.

Y por fin, el último Carabiru, el quinto de la noche es para un buen amigo, porque enchufismo hay en todas partes, pero eso no quita que se lo merezca, porque me regaló la plantilla para Cuéntale Cuentos al Sol, por todo eso y muchas más razones que no voy a decir aquí.
El último Carabiru de la gala es para JT y su Cajita.

Y como despedida final, al resto de premiados que conozco, que sepáis que considero merecidísimos vuestros galardones, y fue una suerte para mí que os nominasen antes, ya que consiguieron hacer más fácil mi selección.

10 ago. 2007

Día cultural 2

La segunda parte del día ya fue más a otro rollo.

Después de ir de tiendas, lo cual no deja de ser otra exposición, esta vez de trapitos, precios imposibles y personajes varios comprando.

Y luego de que F. me invitara a unas famosas empanadillas en un famoso bareto, pillé el tren y me vine para Pontevedra.

Había quedado con N. en ir a un concierto. Y estando en camino me llamó para concretar hora.
Llegué a casa, abrí el armario (no de par en par, porque es de puertas correderas, así que, de los tres apartados que tiene solo puedo tener uno abierto) y me cambié de ropa entre los tonos al móvil que cada dos por tres me daba mi querida N., claro, ellos ya estaban de cañas por ahí.

Metí en el bolso el móvil, las llaves, mi inseparable libretita, un lápiz y la cartera y me fui a toda prisa a la cervecería donde estaban, en la zona vieja.

Al llegar ya estaban por la mitad de la primera cerveza, tanto N. como su compañera de clase L. como A. otro compañero de clase que además de estar muy bueno, tiene conversación y es simpático, lo cual ameniza mucho las veladas.

El caso es que era la primera noche de conciertos del Festival Vibrasóns 2007.
Y resulta que L. es una gran admiradora de uno de los grupos que tocaban esa noche, Los Coronas.

De izquierda a derecha: el trompetista, el batería, el bajo, y los dos guitarras.

Empezaron a tocar los primeros, creo recordar que en inglés, y ya os digo que creo, porque nosotros seguíamos de cañas en una calle contigua, charlando y tal, aprovechando que no eran esos los que queríamos ver.

Bueno, lo supimos cuando al empezar L. se quedó toda sorprendida.
"¡Pero esos no son Los Coronas!, o mucho han cambiado."
Y salió corriendo para volver al rato.
"Pffff a mí me va fatal, si Los Coronas no cantan"
Los otros tres nos miramos...
"¿Como que no cantan?"
"No, son instrumentales"

Reconozco que aquí el escepticismo hizo presa de mí, un grupo que no canta... pensaba yo que tendría que ser aburrido su concierto... no podía estar más equivocada.

Acabaron los High Sierras, y nos fuimos para la Praza do Teucro.

Y empezaron Los Coronas, y aquello fue el acabóse, son impresionantes, de verdad que sí.
Son la demostración de que si los músicos son buenos, no se echa de menos la letra, y si tienen algo bueno es justamente eso.
Dos guitarras, un bajo, un batería y un trompetista (que también toca otros instrumentos), y ya está, con eso hicieron que pasara las mejores horas musicales de toda mi vida.

¿Sabeis lo que es que el tiempo pase sin tú darte cuenta? ¿Pasarlo bien de una forma especial? Pues eso.

El concierto llegaba a su fin cuando llegó un tema que luego supe que se titula "80 Foot Wave", entonces, creo que el trompetista, nos insta a que estemos atentos a lo que va a pasar, y entonces vemos a los dos guitarristas colocarse en el centro del escenario, como en fila india, con sus guitarras, aquí el batería empieza con los típicos redobles que te indican que va a pasar algo especial, entonces vemos como entre guiños cómplices al público pasa esto:


Los guitarras, se roban los mástiles ante nuestros alucinados ojos, si no lo veis, no podeis saber qué momentazo, no puedo imaginarme cuanta compenetración hace falta para poner los acordes en la guitarra del otro con una mano, y con la otra rasguear las cuerdas de la propia, creo que fue el momento cumbre de todo el concierto, con todo el mundo contemplando emocionado el espectáculo.

Algo que me chifló de ellos, es ver como se lo están pasando bomba mientras tocan, ese buen rollo se transmite al público, y como espectador no puedes evitar pasártelo mucho mejor que si fuesen unos siesos que solo se limitan a tocar.
Entre ellos se notaba complicidad, se notaba que disfrutaban, se notaba que lo vivían, y eso, eso es impagable.

Ya al final, nos ofrecieron un tema de la siguiente manera:
"¡Y ahora un pasodoble en plan surfero pero a saco!", y allá que se fueron.

El concierto tocaba a su fin, nos dijeron que tocarían un par de bises, que podrían ser tres o incluso cuatro si el público lo daba todo.

Ni que decir tiene que lo dimos, o al menos, lo intentamos.

Y eso, que acabó el concierto, la gente empezó a dispersarse, y nos volvimos a casa despues de una hamburguesa.

Y viendo su página web, no puedo más que corroborar mi primera impresión "¡Los Coronas son de lo mejor!" (y si me dan a elegir, me quedo con el batería, jijiji).

8 ago. 2007

Día cultural 1

El miércoles pasado fue un día de esos en los que al final del día te dices "Hoy me he culturizado un poco".

Por la tarde fui a Vigo, tenía que llevarle a F. unas cosillas y de paso decidimos pasarnos por el MARCO (Museo de Arte Contemporáneo), a ver si por una casualidad del destino, estaba abierto, porque ya iban dos o tres veces que cuando quería ir estaba cerrado pero si iban F. y E. estaba abierto...

Hubo suerte y pude entrar al dichoso museo, que por cierto antes de su remodelación era el Edificio de Juzgados y Cárcel de Vigo, curioseando un poco por la web podréis ver las plantas, qué hay en cada una, y otras explicaciones variadas.

Con el Arte Contemporáneo me suele pasar que no entiendo lo que veo, y muchas veces ni siquiera me gusta.

Por ejemplo, la primera exposición a la que entramos fue: A Viaxe Dislocada (EL VIAJE DISLOCADO. Videoviajes y turismo) que estará hasta el 9 de septiembre.

Según la comisaria de la exposición, Susana Blas:
“El viaje como conocimiento, misticismo, escritura, creación… el viaje como ‘traducción’ política y social. Esta compilación reúne trabajos en vídeo que invitan a reflexionar sobre el viaje y sus metáforas. (...) Con la aparición del fenómeno turístico y el recrudecimiento de los movimientos migratorios en la era global, el viaje se vuelve imposible, falso, impostado, dislocado… aunque sigamos tratando de enredarnos en sus poéticas contradictorias y aún nos abandonemos a él en un arrebato nihilista”.
La sala estaba muy bien, con unas colchonetas por el suelo y unos pufs muy cómodos para tirarse más que sentarse a disfrutar de los vídeos.


Quizá fuese el verano, quizá sea que mi cultura artística es más escasa de lo que yo creo, pero la verdad muchos de los vídeos que vimos eran muy raros.
Un vídeo de Elena Näsänen, Photograph of the Sea (2002), fue el que más entendí, se veía como si el prota llevase la cámara en el pecho, en un salón empieza como a tirar cosas y luego sale corriendo después de un gran estruendo, después solo se veía una playa, y los movimientos de la cámara daban a entender que la persona que la porta va corriendo por la arena, y dado que se oye su respiración ahogada, así debe ser, al final el "corredor" mira al mar, yo llegué a pensar que se desplomaría por el esfuerzo.
Al principio pensé ¿Qué intentó decirme el artista? ¿Que correr por la playa mola pero cansa un huevo?
Luego meditándolo pensé en que era una especie de viaje interior, un huir de la desesperación, hasta que el agotamiento lo consume.

En otro de Ximena Cuevas, Turistas (2002), "retrataba" los típicos viajes, a las Cataratas del Niágara, al Vaticano en Roma... sinceramente, por lo que se veía, podría estar en cualquier lado ¿era eso lo que quería transmitir?

No los vimos todos porque llegó uno de Sally Gutiérrez, Song Lines (2005), que nos levantó un tremendo dolor de cabeza, ya que gravaba desde los distintos medios de transporte de una ciudad española, yo diría que era Madrid, y el traqueteo era ensordecedor, además de que en pantalla se mezclaban dos imágenes.

La siguiente exposición Novos Horizontes (NUEVOS HORIZONTES. Artistas contemporáneos de Francia) estará hasta el 30 de septiembre.

Según la comisaria de la exposición, Hilde Teerlinck:
“El título de la exposición NUEVOS HORIZONTES tiene que ver con el deseo de ofrecer al público distintas perspectivas de la creación francesa contemporánea. Los artistas seleccionados pertenecen a distintas generaciones y, si bien algunos comparten un interés por temas similares, cada uno de ellos los desarrolla de modo personal.

Todos ellos son producto de una generación dominada por la influencia de las nuevas tecnologías.
(...)
Sexo y violencia son temas omnipresentes en la sociedad, en la vida real, pero también en la gran pantalla. (...) nos descubren hasta qué punto estos aspectos son tratados de forma superficial y banal en los medios de comunicación (...)"
Pues eso, que en esta había un poco de todo:
Un enorme Batman obeso (Fatman), unas esculturas de niñas siniestras, espejos enormes sucios, fotos de protestas pidiendo papeles para inmigrantes, vídeos explícitamente sexuales, suicidios en bañeras cortándose las venas...
Lo que más me gustó fueron dos pantallas de televisión en negro donde iban apareciendo las frases de una conversación muy surrealista entre dos personas que discuten por la decoración del piso de uno de ellos, y unas papeleras desaparecidas, así rollo, "si tiras las papeleras que me gustan... es como si me tirases a mí". Lo que dice uno aparece en una de las pantallas y lo del otro en la otra. Era muy cómico.
Eso y unas fotografías muy oscuras donde destaca un poco más iluminado la cara del fotografiado.

Subimos al piso de arriba y allí había otras dos exposiciones.

Retratos doutro século (RETRATOS DE OTRO SIGLO. Colección fotográfica del Ayuntamiento de Vigo) estará también hasta el 9 de Septiembre.
Como su nombre indica son fotos de todo el siglo XX.
Había algunas que me gustaron mucho, otras que ya había visto pero no por eso dejaron de conmoverme.
Esta por ejemplo es de Manuel Ferrol y retrata, en 1957, la partida de los emigrantes hacia América. No me digáis que no se os hace un nudo en la garganta.

La otra, Doppelgänger. El doble de la realidad, estará hasta el 7 de octubre.
Según Monserrat Albores Gleason, la comisaria:
“El doble al que nos referimos aquí no busca la unión con su otro, ni se vive carente por su fragmentación. Es un doble que ubica su devenir en la capacidad de multiplicación; por tanto no habla de dualidades, ni es aquél de los opuestos. Es un doble que reescribe constantemente su réplica, y que en este quehacer sustituye y deforma a aquél que pareciera su original. (...) Se ha vuelto partitura y a su vez la deformación de ésta. Surge de la generación de sistemas de equivalencias que, más que traducir la realidad, la deforman y sustituyen. (...)"
Aquí había algunas cosas interesantes, no creo que las llegase a entender del todo, pero al menos me transmitieron algo.


En concreto me gustaron mucho dos:
José Carlos Martinat "recupera la tradición oral inca sobre un hecho acaecido en el siglo XVI", la instalación consiste en una gran cabeza verde, con varias impresoras colgadas y conectadas a un ordenador, que mediante unos sensores de movimiento y unos algoritmos de selección, va imprimiendo pequeños retazos de esa historia recuperada, y van cayendo alfombrando el suelo alrededor de la cabeza cuando pasas a su lado.

Ady Carrión "resume, en la doble proyección de un nogal grabada en dos tiempos, la condensación de un proceso fragmentado y reunificado en el tiempo de la exposición", la instalación consta de dos pantallas rasgadas y dos proyectores, cada uno emite imágenes distintas de un nogal, y al quedar cortada la imagen por las pantallas, en la pared se proyecta en una misma imagen las dos iniciales coincidiendo como un puzzle.

Por último nos quedaba la exposición del espacio anexo, que queda por detrás del MARCO, y es un pabellón pequeñito.

Allí había una exposición de Carlos Rial, que estará hasta el 26 de agosto.
Este artista nació en
Lage, Alemania, en 1969, y que actualmente vive y trabaja en Dena, Pontevedra.
Y según sus propias palabras:
“... para el proyecto del MARCO sigo jugando con elementos ‘desproporcionados’ y de uso cotidiano, en este caso con desatascadores; provoco que una pieza entre dentro de la otra, en una especie de lucha... También intento jugar con el espacio del Anexo a modo de contenedor propio de las piezas; ‘de ahí esa dimensión’. (...) de algún modo se trata de que la sobredimensión de las piezas intimide al espectador, como un elemento de uso cotidiano que todo el mundo conoce o tiene en casa, y que de repente se impone, se revela, dejando de ser un objeto de apariencia desapercibida a objeto impositor...”
Y sí, son justamente eso, desatascadores gigantes.



¿Os imagináis el inodoro para el que se harían????

Y hasta aquí la parte museística del día, mañana la parte nocturna y musical.

7 ago. 2007

Mi novela, o como usar un generador de argumentos

He vuelto, y buceando entre blogs amigos, me encuentro en el de Ard C, una interesante propuesta, que podeis investigar aquí.

De repente me he convertido en la protagonista de una novela trepidante con un argumento que podría haber salido de la mismísima imaginación de Dan Brown:

El original argumento:

Diablos y Tuneladoras
de Diana Pe Gé
David Hayek, un auxiliar de farmacia que resuelve crucigramas en griego, generalmente sin problemas, es asesinado en el hall de su museo favorito en Santiago de Compostela y Carabiru Buscasol, arqueóloga, acude a la policía de Moscú para ayudar como experto. Carabiru forma equipo con Steve Wood, un gran violinista, con el fin de resolver el asesinato y desenredar el misterioso secreto de la lavadora de Kurt Wallander, con una desesperada persecución ambientada en Oriente Medio, y un imprevisible arreglo de cuentas contra los miembros de La Alianza de los Truhanes del Holograma Resplandeciente, en medio de una gran tensión acumulada, puesto que la credibilidad de la Champions League está en juego.

«Diablos y Tuneladoras es una electrizante novela bien construida y basada en datos contrastados» (Chicago Tribune)

Diablos y Tuneladoras

diana pe gé
«Diablos y Tuneladoras es una atrayente historia novelada que será un super ventas» (The Independent)


Como veis, hay hasta comentarios de los más prestigiosos medios.
He cambiado el nombre del autor, porque solo me faltaba que gracias a mis ideas, se forrara el Daniel Marrón este.

1 ago. 2007

Cinema na Lúa:

Me gusta esta ciudad, sus piedras me saben a historia, sus calles encierran recuerdos unas veces felices y otras tristes, pero retazos de mi vida al fin y al cabo, prendidos de los sillares de casi cada edificio.

A veces creo que si me paro en una esquina voy a poder volver a oir el eco de unas risas que una vez dediqué, o que en el reflejo de un cristal podré ver como si fuese una película en blanco y negro algún beso que quedó atrás, perdido en el tiempo.

Es de noche, y sopla una brisa cálida por las empedradas calles de la zona monumental (zona vieja pero dicho así tiene más glamur).
El cielo está despejado, y entre las estrellas que logran vencer a la luz de la ciudad se pueden ver de vez en cuando las parpadeantes luces de los aviones. Siempre que los veo me pregunto a donde irán.

Llegamos a la plaza a la que queríamos ir, pasando por debajo de un arco, notas de jazz nos dan la bienvenida y se alejan resbalando por el suelo empedrado, acariciando las balconadas y se pierden en las callejuelas hacia otros rincones.

Jazz, según mis profesores de Dibujo 2, una de las mayores aportaciones, sino la mayor y mejor, del siglo XX a la historia de la música.

El jazz tiene un efecto extraño en mí, no sé, siempre que tengo el placer de escucharlo, pienso en lo genial que sería estar bien acompañada, y en las cosas que haría en ese caso, es de la música más sensual según mi humilde punto de vista.

Miro a mi lado, y sí, estoy acompañada, pero lo siento por Nuria, pero no es la compañía a la que me refería. No le comento nada porque me la conozco, llevamos una cervecita encima, y no tengo ganas de que toda la gente que está en la plaza a la espera de que empiece la peli se entere de que el jazz me pone tontorrona.

Entonces se empieza a escuchar:



Dios de mi vida, le adoro! Sí, lo sé le dá más al swing que al jazz, pero qué quereis, tiene algo...

Y ahora os preguntareis, ¿peli? ha dicho peli? ¿pero no ha dicho que estaba en una plaza??
Pues sí, queridos, una de las mejores ideas que el Concello de Pontevedra para animar las noches veraniegas, sin contar el Festival de Jazz y Blues, PonteJazz, es Cinema na Lúa (Cine en la Luna), creo que antes era Cinema na Rúa (Cine en la calle), al más puro estilo cine de barrio original, sillas plegables de madera, pantalla de tela... un gustazo, al menos para mí.

Nosotras íbamos a ver "La Reina", peli que me pareció muy cuidada en detalles, con grandes interpretaciones, pero de la que me esperaba más, para ser sincera.