31 jul. 2008

Dejad que las búsquedas vengan a mí

¡Hola!
¿Verdad que tengo cara de simpática southparkizada?
Pues eso deben pensar las 6-7 personas que diariamente entran en mi blog por medio de esa imagen, me imagino que introduciendo "Yo en South Park" en la búsqueda de imágenes de Google. No me extraña, soy la más guapa de la primera página de resultados, jajajaja.

No es que sea una cantidad desorbitada, pero a mí me sorprende, sobre todo el hecho de que sea día tras día más o menos la misma media de visitantes.

Siempre me he partido con las las búsquedas más disparatadas con las que la gente accede a los blogs que visito, y siempre me decía, tengo que conseguir saber cómo llega al mío.

Al final me puse un contador, y de vez en cuando echo un vistazo a las estadísticas.
Tengo que admitir que hay pocas verdaderamente sorprendentes, aunque resulta curioso lo arriba que aparezco en búsquedas de palabras comunes, combinaciones que por fuerza tienen que aparecer en cientos de blogs. Si alguien sabe el por qué de eso, ya sabe, a dejar un comentario explicativo, jejeje.

Pasemos a una selección de las que más me han llegado, o que me han dejado ojiplática perdida:

FOTOS DE COSAS METIDAS EN LOS COJONES
Así, cómo lo veis, en mayúsculas, porque está cabreado, y probablemente querrá algo con lo que ilustrar que está hasta los cojones. Cómo alguien llega "En busca del sol" con esto es todo un misterio. Me llamó tanto la atención que me puse a mirar en la página de búsqueda a qué entrada enlazaban, pero he llegado a la página 35 y no aparece nada. Misterios.

Quiero abrir una fabrica de pasta y no se que nombre ponerle
Esta entra dentro de la categoría de gente que cree que Internet puede solucionarles la papeleta. y dejan caer la preguntita, más que nada por si suena la flauta, y el caso es que casi siempre encuentras coincidencias, no se si respuestas, pero oye, algo es algo.
Que ya me imagino a alguna indecisa: "Joshua besa mazo bien pero Juan tiene un piercing que me pone".
O al típico niño tunning con 200 pavos"Neones azules en los bajos, o tatoo en culo a la Jenny"
Estaría genial hacer una página donde meter este tipo de pregunta y que hubiese un programilla que soltase respuestas aleatoriamente, hummmm chicos de Google! poneros a ello!

q hacer si tienes un hambre atroz y me quieres comer
No, en serio... o sea, el psiquiatra me ha dicho que tengo que dejar de comerme a la gente... pero joer, es que si me lo pones tan negro, ahí muerta de hambre... pues... joer dame opciones... un kebab, una bolsa de patatas fritas...

camara oculta firma a mi tia en el baño
Bueno, a ver, yo quiero ver esa cámara que echa autógrafos, ¿eh?
Del resto, yo no tengo ninguna tía a la que merezca la pena ponerle una cámara oculta en el baño... no, y por si os corroe la curiosidad, a mí tampoco merece la pena ponérmela, y menos que me firme, vamos, que la tinta sale fatal.

Esta se produjo varias veces este último mes, quizá por el hecho de que salieron las notas de Selectividad, y al tener que elegir carrera está bien informarse de cuales tienen mejores ofertas y salidas, sobre todo, salidas: carreras con mas tias buenas, está claro que los jóvenes se preocupan por su formación.

Os dejo, tengo algunas decisiones que tomar, y tengo que pensar las frases de búsqueda.

26 jul. 2008

Un instante congelado en el tiempo:


Imaginad que un día, a la misma hora, cientos de personas hiciesen una foto a la vez.
Imaginad que todos esos cientos de fotos se recopilasen y se montase una exposición itinerante.
Imaginad poder contemplar la visión personal de ese instante de toda esa gente que pulsó el botoncito de sus cámaras.

Pues precisamente de eso va esta iniciativa organizada por un profesor de fotografía, Michelo Toro.


8/8/08 08:00 GMT

Este proyecto pretende captar un instante en la vida del mundo, en cualquier rincón y desde cualquier perspectiva, pero con una condición: el momento único de las ocho GMT del día 8 de agosto de 2008.

Podrá participar toda persona a la que le guste la fotografía (aficionados, profesionales…), utilizando cualquier tipo de cámara, incluso la de un teléfono móvil.
El sentimiento 8DEL8 consiste en ser consciente de que en ese justo instante miles de personas guardarán en sus cámaras un momento único, y todos esos instantes estarán unidos porque habrán sucedido a la vez. Cientos o miles de clics estarán sonando al unísono.
Y con esas imágenes se realizará una gran foto-mural y un vídeo-montaje.

Cuantas más personas participen más completa será la visión del instante.
Lo interesante de este proyecto es que se difunda alrededor del mundo. Podéis invitar a participar a todos vuestros amigos.


La imagen final se inaugurará en Málaga en el mes de septiembre y mostraremos el resultado en nuestra página web www.quieroserfotografo.com

A partir de ahí, llevaremos la exposición de forma itinerante a todas aquellas salas y colectivos que nos lo soliciten.

Quedamos abiertos a otras ideas que puedan surgir de este proyecto e invitamos a todos a proponerlas y participar en ellas.

Todas las imágenes son propiedad de sus autores, que ceden su uso para esta obra colectiva, NO se utilizarán estas imágenes fuera de este proyecto concreto.

Se mencionarán los nombres de todos los autores.


Para España, ese momento serán las 10:00 de la mañana, excepto para las Islas Canarias donde, como siempre, será una hora menos.
En la página www.quieroserfotografo.com te explican como inscribirte, las condiciones que tiene que cumplir la foto en cuanto a formato, el correo electrónico al que enviarlo y alguna cosilla más.

El plazo de recepción de fotos acaba el 30 de Agosto.

No se a vosotros, a mí me parece por lo menos una propuesta interesante, así que me he apuntado.

Quizá sea una tontería, pero tengo ganas de curiosear en las fotos que hará otra gente, a la misma hora, pero en cientos de sitios diferentes.

24 jul. 2008

Wake Me Up When September Ends



Yo también quiero que llegue el final de septiembre... o por lo menos el 17... por varias razones...

Me gusta esta canción.
Me gusta el vídeo.
Me conmueve la historia que cuenta.
Me hace preguntarme cuantas novias estarán esperando como esa, que sus chicos vuelvan de una guerra absurda, todavía sin acabar de comprender por qué se han alistado.

¿Qué le dices cuando te suelta la noticia?

16 jul. 2008

Oporto

Hace unos días tuve la oportunidad de visitar Oporto.

E. tenía que llevar a sus dos hermanos al aeropuerto de Oporto, y dado que F. le iba a acompañar, me preguntaron si me apetecía unirme y así pasar el día conociendo la ciudad.
Iba a tener que madrugar como nunca, pero merecía la pena.
El caso es que el viaje no empezó demasiado bien. Yo tenía que coger un tren a Vigo la tarde antes, y gracias a que mi móvil estaba 5 minutos atrasado, no perdí el tren por los pelos. Fui la última en subir justo antes de que se cerrasen las puertas, y tardé cosa de 10 minutos en recuperar la respiración. Para colmo, seguro que el nombre de Adrián os suena…
Al día siguiente, el despertador sonó a las 4:35, y os aseguro que no tenía ni idea de donde estaba, ni por qué el infernal instrumento estaba haciendo tanto ruido.

Fuimos a buscar a E. & familia y emprendimos un divertido trayecto hasta Oporto, sazonado por las indicaciones del GPS, y montones de comentarios tronchantes.

El aeropuerto Dr. Francisco Sá Carneiro es un edificio que impresiona, tanto por su tamaño como por su arquitectura, claro que yo para eso no soy objetiva, y me pasé bastante rato embelesada con la solución estructural.


Una vez embarcados los hermanos de E. nosotros continuamos nuestro viaje hasta el centro de Oporto, allí pasamos por al lado de la Casa da Música, aunque no nos paramos, así que una razón para volver.
Cualquiera que haya ido a Oporto, tiene, por fuerza, que haberse sentido impresionado por la belleza de esta ciudad. No me sorprende en lo más mínimo que su Centro histórico haya sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, solo hace falta pasear por sus calles dejando que la historia te empape para comprender el por qué de la decisión.


Cada fachada que ves, cada calle, tiene algo que hace que merezca la pena pasar por allí y dejarte seducir por el colorido que derrochan.


Paseando, también, no puedes dejar de observar que en conjunto, necesita una fuerte labor de rehabilitación, y ante algunos ejemplos de abandono, acabas por preguntarte cómo es posible que un edificio tan bonito pueda estar desaprovechado.


El hecho de que la ciudad se asiente en uno de los márgenes del Duero, hace que la ciudad vaya trepando por la ladera, así que preparaos para pasaros el día subiendo y bajando calles empinadas.


Casi por casualidad encontramos una oficina de turismo, donde nos indicaron muy amablemente unos cuantos sitios que sin duda no podíamos perdernos, como algunos ya los habíamos visto, continuamos nuestro agradable paseo haciéndolo coincidir con los lugares restantes.

Así pasamos por el Mercado do Bolhao, un caso gravísimo de dejadez y abandono, donde los comerciantes se resisten a dejar que el edificio se venga abajo, aunque por lo visto, su denuncia no está siendo atendida.


Como contrapunto, la estación de tren de S. Bento, con su recibidor forrado por 20.000 típicos azulejos pintados portugueses, obra de Jorge Colaço, formando unos murales que narran la historia de Portugal.


Lo curioso de esta estación es que nada más arrancar, el tren desaparece durante casi un kilómetro en un túnel para reaparecer discontinuamente paralelo al río, aunque a más altura. Desde aquí se conecta Oporto con otras poblaciones portuguesas, así como con Vigo o Madrid. Eso sí, si queréis ir al baño, ir preparando 50 céntimos, que ya le tienen que sacar beneficio puesto que tienen a una empleada sentada controlando que a nadie se le pase meter la monedita.


Nuestro paseo nos llevó, pasando por un mercado relativamente reciente, al Terreiro da Sé, donde se sitúa el Palacio Episcopal, la Catedral, un Museo de Arte Sacro… por lo que he descubierto investigando, la visita a la Catedral puede resultar bastante interesante, así que si vais con más de un día, quizá no sea mala idea visitarla.


Lo que sí vais a encontrar, sí o sí, dado que se encuentra a bastante altura sobre la ciudad, es una buena panorámica sobre el mosaico de tejados del casco histórico, así como una preciosa vista sobre el río y sobre Vilanova da Gaia, en la otra orilla.



Desde allí, optamos por aventurarnos bajando el laberinto de escaleras que surcan esa zona de la ciudad bajando hacia la ribera, donde tras cada esquina nos encontrábamos con un rincón agradable y colorido que disfrutar.




Aparecimos en la zona de restaurantes que hay en la ribera, pero como aún no era hora de comer, y no estábamos cansados, decidimos cruzar el río por el impresionante Puente de Dom Luís I, que se empezó a construir en 1881, el primero con estructura de metal sobre el río.


Desde el otro lado, en Vilanova da Gaia, se tiene una vista estupenda sobre Oporto, y sobre el río y sus Cais, donde están fondeados los barcos Rabelos, con los que se transportaba el vino Oporto. Por cierto, en este lado del río es donde están las bodegas del famoso vino, y os invito a comprobar que casi todos los nombres son ingleses. Los viñedos, por lo visto se sitúan en los cañones del Douro, de la misma forma que los Ribeira Sacra se cultiva en los cañones del Sil.


Otra vez en el lado portuense nos dedicamos a descansar un rato en los bancos y luego a decidir a cual de los numerosos restaurantes iríamos a comer.


Si os gusta el bacalao, irse de aquí sin comerlo es casi delito, aunque si como a mí, no os gusta, hay muchas cosas más que seguro os dejarán satisfechos, y siempre con el acompañamiento de grandes cantidades de arroz, patatas…

Ya os digo, a mí me encantó esta ciudad, y tengo unas ganas tremendas de volver y disfrutarla con calma y a pequeños sorbos, como se debe hacer con los vinos.

12 jul. 2008

Formas de entrar a trapo:

Seguro que alguna vez os habréis acercado a un@ chic@ en un bar, biblioteca (esto me lo han contado, a mi nunca me ha pasado en una biblioteca...), en una fiesta, en la cafetería de la facultad... bueno, vosotros ya sabéis lo que quiero decir, y habréis usado las típicas frases para romper el hielo, como ya sabréis cuales son, no las repetiré.

A mi se me han acercado, no voy a decir muchos, porque sería mentira, pero unos cuantos con esas típicas frases, haciendo gala, casi todos ellos de una gran originalidad en cuanto a temas de conversación.

Sin embargo, un par de veces me han sorprendido, y la que os voy a contar es una de estas veces:

Estando de fiesta con unos amigos en un local de cuyo nombre no quiero acordarme, de repente sentí sed y me fui a la barra a pedir una Coronita bien fresquita.

No hace falta que diga el caso que le hace una camarera a una chica si la barra está llena de chicarrones del norte... y mucho menos cuando esa chica es de mi altura... ¬¬

En esas estaba yo, intentando atraer la atención de la susodicha, apoyada en la barra, casi subiéndome cuando el cabreo fue en aumento... (maldita!)

Cuando de repente llegan dos chicos que se ponen a mi lado, en ese momento yo pensé, la chunga esta fijo que los atiende antes que a mi... grrrrrrr...
Cual fue mi sorpresa cuando uno de ellos le dice al otro:

- ¿Te has fijado? - Señalando hacia mí, mientras su compañero sonreía - tiene los codos más bonitos del mundo...
Comentario ante el cual no puedo menos que dejar de observar con hostilidad a la camarera para dirigirles una de mis mejores sonrisas, el chaval lo merecía, al menos una pizca de originalidad en una noche que había sido de lo más insulsa.

- Por eso se pone así en la barra, para que los veamos, no sabe nada la tía...
A esto ya me reí abiertamente.

- Si es que es verdad, tienes unos codos preciosos.

Lástima que en ese momento llegó la camarera, y como no, procedió a atender a los chavales, ante mi atónita y cabreada mirada, para mi satisfacción, ellos le indicaron que estaba yo primero.

Fue una pena no tener más que para mi cerveza, porque con gusto les habría invitado, por simpáticos y originales.


Y ahora os toca a vosotros contarme las formas originales de ligar que habéis usado, o han usado con vosotros.


Esta entrada fue publicada originalmente en Spaces (donde podéis echarle un ojo, si os interesa a los comentarios que tuvo), y hoy, hablando con alguien sobre formas de ligar, me he acordado de ella.

7 jul. 2008

Mi doble:


Hace más o menos once años, el verano después de 1º de BUP (que descanse en paz), un domingo, una vecina me preguntó:

- Oye, qué tal el concierto de OBK.
- ¿?
- Sí joder, el concierto del otro día en la plaza de la Herrería.
- Pues no sé, pregúntale a alguien que haya ido.
- Anda, no me tomes el pelo, ¿qué tal estuvo?
- ... pues, no tengo ni idea, yo andaba por el recinto ferial con una amiga (es que eran fiestas).
- Pero si te ví en el periódico, no me putees.
- No me putees tú a mí, ya te digo que no fui al concierto.
- Pues salías en portada del periódico, en el público, toda loca.
- O.o
- ¿En serio no fuiste?
- No.
- ¿Ni pasaste por allí?
- Ni pasé por allí, luego de dar una vuelta entre las atracciones nos fuimos a unos "pafetos" de la Zona.
- Pues entonces sería una tía que se parece a tú un montón.
- Seguramente.

Yo me quedé bastante mosca, pero vamos, no le dí demasiada importancia porque en las fotos de periódico no siempre se sale reconocible, y menos gritando en primera fila de un concierto.

Años después, ya en la universidad, un invierno fui con una de mis compañeras de piso a las fiestas de su pueblo cerca de Ponferrada, lo pasé genial aunque hacía bastante frío. Me presentó a sus amigos y con uno de ellos congenié bastante. En determinado punto de la noche, el chaval, apodado "Lejía" no sé muy bien por qué, y que estudiaba Bellas Artes en Salamanca, me hizo una pregunta que me sorprendió bastante.

- ¿Tú estudias en Salamanca?
- No, en A Coruña, jejeje, soy compañera de piso de B. ¿recuerdas?.
- ¿Y tienes una gemela?
- No.
- ¿Y una hermana?
- No, solo un hermano, ¿por qué lo preguntas?.
- Porque en Salamanca me he cruzado varias veces con una chica que se parece un montón a tí.
- O.o ... estoooo ¿y se parece tanto?
- Bueno, lleva el pelo un poco más corto, pero sí, se parece bastante, ya te digo que al principio pensé que eras tú.
- No, pues no era yo, jejejeje (mosca detrás de la oreja otra vez).
- Jejeje, pues tienes una doble, jajajaja espero que no te meta en ningún problema, jajaja.
- Jejejeje ... ¬¬

Unos meses más tarde, un sábado por la noche, de fiesta, se me acercan dos chavales, me dan un golpecito en el hombro, me giro, me sonríen, pero no les conozco, así que les sonrío con cara de "no os conozco de nada, pero que no se diga que soy borde".

- ¿No nos conoces verdad?
- No, la verdad es que no.
- ¿Ves? Ya te dije que no era ella.
- Nada, que te confundimos con una amiga, lo siento.
- No es nada hombre, con tan poca luz es normal.
- Sí, claro, jejejjee, bueno, hasta luego.
- Chao.

Cosa de un año después, estando en la farmacia con mi madre, ya con el pelo más corto y una boina blanca, una pareja de ancianos que se iban después de ser atendidos se me quedan mirando, me sonríen, y la señora le dice a su marido.

- Es increíble cuánto se parecen.
- Sí, sí que se parecen.
- Si no fuese por... (no pude oír más porque se iban alejando)

Yo me quedé supermosca, y medio en broma medio en serio le pregunté a mi madre si no habría tenido gemelas y había regalado una, porque no era ni medio normal lo que me estaba pasando, y a ver si es que era adoptada y no lo sabía. Mi madre se lo tomó con bastante guasa.

Pero ahora ya es que es la repanocha, me dice una amiga que hace unos días, me vio una amiga suya en el público de "El diario de Patricia". A esta chica le sorprendió tanto que llamó a mi amiga para que encendiese la tele y lo comprobase, pero ésta no pudo coger el teléfono en ese momento. Esta chica dice que hasta el estilo de vestir es el mismo.

Un mensaje para mi doble:

Vale que vayas a conciertos de grupos que no me gustan y hagas de fan enloquecida en primera fila; vale que estudies en Salamanca, que me parece una ciudad muy bonita; vale que hagas que chicos bastante monos se me acerquen una noche de fiesta; y vale que dos abueletes simpáticos me quieran adoptar como nieta, pero tía, por lo que no paso es porque vayas a ese infame programa!! ¡y menos aún que me copies el estilo! ¡exijo compensación!

Arf, siempre dicen que todos tenemos un doble por el mundo adelante... pero... ¿¿hacía falta que la mía sea ya no de mi mismo país sino de mi misma ciudad??

Vosotros ¿qué decís? ¿Qué hago si un día me la cruzo? Porque, joder, Pontevedra es pequeña, ¿como puede ser que en 11 años no me la haya encontrado nunca?

3 jul. 2008

Adrián estate quieto


Anteayer cogí por los pelos el tren a Vigo.
Cuando mi respiración volvió a la normalidad, tuve el profundo y desagradable placer de ver interrumpida mi contemplación de la ría de Vigo a causa de unos gritos.

- Adrián, no empieces.
...
- Adrián, estate quieto.
...
- Espera a que lleguemos, vas a ver.
...
- Tú sigue así, que vas a ver lo que te pasa.
...
- No quiero ni oírte, Adrián.
...

Por más que agucé el oído y levanté la vista, no logré oír ni encontrar al dichoso Adrián, pero aún así, la mujer seguía regañándole.

Llegó un momento en que la situación era tan irritante que me dieron ganas de levantarme y decirle que se callase la boca de una vez, que ni me había enterado de la existencia del pobre chaval, pero que sus alaridos me estaban crispando los nervios (no solo a mí).

La cosa siguió igual hasta que llegamos a la estación de Vigo, donde por fin pude comprobar que Adrián existía y no era la invención de una mente desquiciada.
Adrián resultó ser un chaval delgado y con gafitas, de unos 9 años, que viajaba con la espantosa mujer y dos niñas gemelas de más o menos su misma edad.

La mujer no dejó de regañarle ni un solo segundo, mientras que Adrián solo demostraba cierto interés por las piezas visibles del vagón de tren y algo que solo puedo definir como indiferencia hacia el trato que estaba recibiendo. Incluso llegó a recibir un par de collejas y un ligero empujón, pero en ningún momento abrió la boca ni hizo nada para merecerlo ni para defenderse. La verdad, tenía cara de estar acostumbrado a esas situaciones, cosa que todavía me cabreó más.

Al final me quedé con las ganas de decirle cuatro cosas a la horrible mujer, y aunque creo que no habría valido para nada, eso no sirvió para hacerme sentir mejor.