30 abr. 2012

Abril flores mil

  
Pues nada, que ya se ha acabado abril y toca entrada resumen sobre el reto de  LVM (Quizá algún día este blog vuelva a ser el lugar que en algún momento fue, pero por ahora... tocan fotos).

Vosotros no lo sabéis, porque como ya no escribo apenas de mis peripecias en la carrera (para los que no lo saben estudio Arquitectura) no os tengo nada al día de mis avances, pero empiezo a estar un poco desquiciada con esto del PFC (el proyecto final antes de que me den el título), en serio, la cosa se está poniendo tensa ¡Me queda un mes para la fecha de entrega!

En fin, que apenas pude hacer fotos este mes, y eso que era un tema facilito, flores, de eso en primavera hay a montones, por todos lados ¿no? pues ni con esas, entre que apenas salgo y que abril ha decidido dar razón al dicho y darnos aguas mil, al final flores en mi tarjeta de memoria ha habido más bien pocas.

En semana santa pasé unos días en Madrid, un Madrid lluvioso y vacío, hubo un momento delirante en el barrio de Chamberí en que estuve un buen rato plantada en medio de la calle haciendo fotos, cambiando la configuración de la cámara, encuadrando mejor... y no pasó un alma.

De ese paseo me traje esta foto, tomada en el Paseo de la Castellana:

Flores de abril

Siempre me han llamado la atención estos árboles, porque las flores brotan como si de una explosión se tratase, incluso del tronco, como si tuviesen tantas ganas de salir que no pudiesen esperar a llegar a las ramas para ver la luz. El caso es que indagando he descubierto que tiene varios nombres, algunos de ellos absolutamente maravillosos como Árbol del amor, Ciclamor o Algarrobo loco ¿No os parecen geniales?

Luego volví a la cruel rutina coruñesa, llegó el cumpleaños de mi compañera de piso N. y alguien le regaló un precioso ramo de tulipanes rojos que daba gloria verlo.

Tulipanes

Regalar flores me parece un detalle muy bonito, aunque muy poca gente se anima si no es para su pareja. Creo que su encanto reside en lo efímeras que son, una belleza casi inmaterial de la que no va a quedar más rastro que el recuerdo.

Y por último una foto que hice hace un año, que edité y que por alguna razón no llegué a publicar. ¿No os pasa que algo no os gusta demasiado y con el paso del tiempo lo veis con otros ojos? Pues eso me ha pasado a mí con esta foto.

Rojo desvaído

Aquí se acaban mis flores de abril, si queréis ver más y mejores fotos pasaos por el grupo de Flickr o por el blog de Jackie Rueda, donde publica toda la cadena de personas que participamos en los retos mensuales.

Mañana empieza mayo, un mes que siempre me ha encantado, pero que este año va a ser de lo más loco y agobiante, ¡deseadme suerte!