29 dic. 2008

Muérdago

Estaba pensando en felicitaros el Año Nuevo con un dibujete, ya que mi pereza me impidió hacerlo por Navidad.

Lo único que me vino a la mente fue el muérdago.

Dibujando empecé a pensar en el origen de esa tradición de besarse bajo el muérdago en Navidad, que sale en toda peli americana navideña que se precie.

Por lo que he podido investigar, el hecho de que sus hojas permanezcan siempre verdes, y el no crecer en el suelo, sino sobre otros árboles, es seguramente el origen de la creencia en sus propiedades mágicas.

Sobre lo del beso, la cosa ya es confusa, he encontrado al menos tres versiones distintas del mismo mito nórdico, aunque todas tienen algo en común:

Al dios Balder, dios de la primavera, es el dios de la luz, de la bondad, de la pureza y de la belleza, se le pronostica una muerte temprana mediante un sueño.
Su madre, o su padre, el dios Odín, hacen prometer a todo ser viviente que no dañarán a su hijo, pero se le olvida hacérselo prometer al muérdago.

Loki, un dios con ganas de venganza, lo descubre, y fabrica una flecha con una rama de esta planta, y Balder cae muerto.

Aquí la cosa se pone confusa, pero por lo visto, con él la Naturaleza empieza a morirse también.

Al final Odín pide a la reina del infierno, Hel, que arregle el desaguisado, y ésta accede a devolverle a la vida si todo el universo llora por él, todo el mundo lo hace (aunque Loki vuelve a meter baza), pero sobre todo su madre o su esposa (depende de la leyenda que leas).

Balder resucita (como la primavera después del invierno) y para honrar a la mujer que tanto lloró por él, ordena que en adelante, cada vez que una pareja pase bajo una rama de muérdago, debe besarse para perpetuar el amor en la tierra.

:P espero que al menos no os haya aburrido la perorata, solo una cosa más:




Jejeje, estáis a tiempo de poneros bajo la pantalla y buscar candidat@.

Por cierto, gracias por las más de 15500 visitas que he tenido en este año.

12 dic. 2008

Quintín el aventurero


He descubierto que mi gato Quintín, también llamado ¡NO MUERDAS!, es un flipado de las nuevas tecnologías.

Yo lo que quiero saber...

Se vuelve loco por los ordenadores, los teclados, la tele, y hasta por el ascensor.

Habéis leído bien, ascensor. Mi lindo gatito de afilados dientes, ha encontrado una nueva forma de entretenerse, hacer deporte de riesgo y volvernos locos, todo con una sola actividad:

"Salir corriendo como alma que lleva el diablo hacia el ascensor en cuanto la puerta de casa se abre"

Este nuevo divertimento ya nos ha provocado algún susto que otro, sobre todo el otro día, cuando en cuanto se metió dentro del aparato, éste cerró sus puertas y se puso en marcha. Tanto mi padre como mi madre como mi hermano se quedaron mirando la puerta con la boca abierta; yo salí corriendo, bajé las escaleras hasta el portal (en calcetines) y vi a qué planta iba, mientras mi hermano iba ya subiendo las escaleras esperando a que yo le dijese el piso en el que paraba.
El ascensor paró en el quinto, pero cuando mi hermano llegó, ya no estaba allí.
Para cuando ambos habíamos llegado a nuestro piso, ya los vecinos del quinto le habían devuelto el gato a mis padres, con unas caras de perro que pa'qué (la gente es muy chunga), y éste se encontraba debajo de la mesa de la cocina, con cara de susto.

Pero si creéis que eso ha desmotivado a Quintín en su afán por aventuras, estáis muy, pero que muy equivocados, ya se ha metido al menos otras dos veces en el ascensor, además de que se ha quedado encerrado en el distribuidor otras 4.

El susto le dura a Quintín un suspiro, en cuanto la puerta de casa se cierra se olvida de que los ascensores se cierran y se mueven, de que la luz del distribuidor se apaga, de que sus maullidos hacen eco...

Solo lleva un mes en la comunidad y ya tiene más anécdotas que yo para contar en 8 años que llevo viviendo allí.